Ubicación:

Carrera 17 No. 32-11 Neiva - Huila

Celular:

+(57) 3176412601

CONSTRUCCIONES SISMO RESISTENTES

La construcción sismo resistente de cualquier tipo de obra en Colombia no es una opción, es de Ley cumplir con ciertos requisitos mínimos para que las estructuras no sean vulnerables ante la presencia de un sismo. (Ver Ley 400 de 1997)

Hay varios aspectos que conviene señalar y otros que por su carácter técnico, competen más a los arquitectos e ingenieros; por eso, aunque hay una gama extensa de materiales y de especificaciones, vale la pena reseñar algunos datos que no sobran a la hora de adquirir vivienda.

Son importantes la preparación del terreno, las excavaciones, los cimientos, las capas aisladoras, la mampostería, los techos, la electricidad, las obras hidráulicas y sanitarias, los cielos rasos, la carpintería... en fin, una extensa lista de exigencias cuya función, además de la apariencia estética final, es la de crear estructuras capaces de soportar los sismos.

Actualmente, en este aspecto, las construcciones no se realizan por catálogo ; es decir, para un arquitecto es obvio e indispensable el uso de mejores estructuras, atrás quedó la construcción sismo resistente como un lujo más, todos son conscientes de su necesidad.

Para ello, los expertos tienen un cuidado muy especial en el diseño, en la construcción y en la interventoría; por ejemplo, para obras de más de 25 unidades de vivienda o de más de 200 metros cuadrados hay que tener en cuenta la respuesta sísmica del suelo, sus especificaciones y obviamente, la calidad real de los materiales.

En ese caso, la supervisión técnica de profesionales (ingenieros civiles y arquitectos) es muy importante.

En el diseño estructural son básicos tres sistemas: el de pórtico, que resiste cargas verticales y sísmicas; los muros estructurados, que resisten los movimientos en un alto grado, y el sistema dual que combina los anteriores.

Hay muros de soporte tradicionales; están dispuestos para aguantar el peso del techo y del entrepiso y de paso sirven como medio para transmitirlo al suelo.

Los mixtos, que son de otra clase, se utilizan como apoyo en los muros exteriores; en los interiores de la planta se disponen columnas y en algunos casos se utilizan las vigas de hormigón armado.

La tercera clase de sistemas estructurales la conforman los Independientes; son los característicos de las construcciones contemporáneas. Un esqueleto monolítico armado o una estructura de perfiles de hierro que soporta el peso de la casa, incluso de las paredes.

También es importante informarse y asesorarse acerca de los sistemas de cimentación, ya que las bases son las que soportan las cargas que si son óptimas ayudan a contrarrestar, en mediana medida, los daños estructurales.

La idea es que resistan las fuerzas verticales y horizontales que se generan durante un temblor, que soporten sismos de intensidad intermedia para que los acabados no sufran, aunque se deterioren las estructuras; también es necesario que soporten sismos de intensidad alta; en este caso, lógicamente se dañarían, entre otros, los enchapados, pero pueden ser reparados.

Alto riesgo...

Dentro de las pautas que debe conocer el común de la gente, están los requisitos de alto riesgo, que a la postre son indispensables para todas las construcciones.

Los arquitectos e ingenieros hacen énfasis en el concreto reforzado (con armadura de hierro), en la calidad del acero estructural y en la mampostería.

Hay que tener en cuenta que las edificaciones requieren de una resistencia sísmica adecuada en todas las direcciones; eso garantiza la estabilidad de las estructuras.

Para ello, es importante cerciorarse no solo de su resistencia total, sino de su rigidez; así se establece el adecuado transporte de las cargas, aspecto clave para el diseño de los cimientos.

No hay que alarmarse si dentro del proyecto de construcción de un edificio sismo resistente, se plantea la posibilidad de utilizar materiales prefabricados; es una opción válida, siempre y cuando el análisis arroje resultados óptimos de resistencia y de capacidad.

Es importante saber sobre el tema; la situación es compleja, pero no alarmante si se toman las medidas necesarias.

La responsabilidad es de todos; de los profesionales con obras óptimas y, en casos eventuales, de los propietarios con una actitud solidaria.

Es importante que antes de construir, consulte con un profesional (Ingeniero civil) sobre los requisitos mínimos que debe tener su obra de tal manera que cumpla con la Ley 400.

Articulo tomado de: El Tiempo

No hay comentarios

Agregar comentario